Tarragona Empresarial al Twitter 21/01/2019 subscripció gratuïtaSubscripció contactar

    

Inici » Entrevista


''Gracias a las exportaciones hemos recuperado el trabajo a niveles anteriores a la crisis''
Carlos Arola, director general de Arola Aduanas y Consignaciones

ED
27/03/2012

Su empresa es una de las líderes del sector en España. 100 empleados, 300 millones de euros de facturación, 6 oficinas. Actividad en aduanas, como consignatario, logística, formación, … ¿Cuál es la principal?

Sigue siendo el capítulo de aduanas, que representa el 65% de nuestro negocio, aproximadamente. Desde nuestro nacimiento en 1953 poco a poco hemos ido incorporando departamentos a nuestra empresa, ofreciendo hoy un amplio abanico de servicios: los que usted menciona y la asesoría jurídica, la consultoría OEA e impuestos especiales, entre los más importantes.

¿De qué zonas geográficas provienen sus clientes?

Básicamente de Cataluña, Valencia y Madrid. En el exterior, Alemania, Bélgica y Holanda.

Pese a la crisis, las exportaciones parece que mantienen el tono y con tendencia a crecer. ¿En qué medida lo ha notado el sector?

Realmente en los últimos años ha habido un incremento notable de las exportaciones. Hasta el año 2007 los crecimientos venían de la mano de las importaciones. Desde ese año se está experimentando un 20% de aumento anual en el movimiento exportador.
Gracias a las exportaciones se ha recuperado el trabajo a niveles anteriores a la crisis. De hecho, la exportación es el mejor antídoto para la crisis. Sin embargo, nuestro sector no es una isla en medio del océano. Pasará lo que ocurre en otros sectores de actividad: hay que dar un valor añadido a los clientes para permanecer en el mercado.

¿Entonces el futuro inmediato pasa por dar buen servicio a la empresa exportadora?

Sí. Nuestra empresa está desarrollando su departamento de internacional y para ello estamos trabajando en todos los frentes. Por un lado, consolidando nuestra relación con partenaires fuera de España. Por otro lado, junto a otras empresas líderes en su sector, hemos creado el programa ‘Exportar para crecer’. Se trata de una plataforma destinada a potenciar la actividad exportadora de las empresas. Este programa ofrece a las compañías un servicio global, asesorándolas en todos los pasos, tanto a las que ya exportan como a las que comienzan a hacerlo. Entre otros, pone a disposición de los empresarios servicios financieros, logísticos y aduaneros, jurídicos, formativos, asesoría y acompañamiento al país escogido.

¿Cuándo nace este programa y cuántas empresas forman parte de él?

La plataforma se presentó en febrero pasado en Madrid y la forman seis compañías: Amec, Arola, Banc de Sabadell, Esade, Cesce y Garrigues. Entre otras actividades publicamos una newsletter cada dos meses con información de un país concreto. La primera fue sobre la India y se acaba de editar la de Turquía. También hemos editado una guía de comercio exterior, y hemos puesto en marcha sesiones informativas en las principales ciudades de España.

Hay que innovar.

Hay que tener ganas de hacer cosas, estudiar nuevas iniciativas: por aquí pasa la supervivencia de la empresa.

Es la suya una actividad muy atractiva, con mucha competencia…

Debido a esto actualmente hay empresas que trabajan por debajo de costes. Sin embargo, pese a esta coyuntura, hay que señalar que es un sector profesionalmente muy preparado, tanto o más que en otros países de nuestro entorno.

¿Existe excesiva facilidad para ejercer de agente de aduanas o de consignatario?

En cuanto agente de aduanas o representante aduanero, en estos momentos se está procediendo a una nueva regulación dentro del marco del Código Aduanero Modernizado por lo que tendremos que esperar a conocer la misma para valorarla. Por su parte, disponer de la autorización para desarrollar la actividad como empresa de consignaciones es relativamente sencillo.

Por otro lado, y centrándonos en la gestión diaria, hay que decir que las facilidades y rapidez que otorga la Administración a través de su servicio de aduanas han mejorado en mucho. Sin embargo, este servicio también se ha vuelto más complejo y especializado, ya que actualmente la función de la Aduana va más allá de la puramente fiscal al haber ido incorporando competencias en control de patentes, medioambiente, productos químicos peligrosos, tecnología de doble uso o seguridad.

¿La fiabilidad y el prestigio han dado paso al precio en su sector?

No en todos los casos; son muchas las empresas que valoran la calidad del servicio a un precio conveniente.

Arola ha puesto en marcha una fundación, Fundación Aduanera. ¿Cuál es su función y objetivos?

Su función es desarrollar el conocimiento y divulgar la normativa aduanera en nuestro sector. Con los años nos hemos dado cuenta que esa normativa no es de tan fácil acceso. Hay una multiplicidad de factores que intervienen en el comercio exterior. Es un campo muy amplio y no hay ninguna fundación que se dedique a ello. Tenemos que investigar y dar formación en comercio internacional y Derecho aduanero, creando cursos, seminarios, postgrados. En la actualidad la Fundación está ultimando la publicación de un primer libro. También estamos en contacto con universidades de Sudamérica para llegar a acuerdos de colaboración.
Nacida en 2010, la Fundación ha realizado diversos cursos y seminarios especializados. El presidente de honor es Ildefonso Sánchez González, investigador e historiador de todo lo relacionado con la Aduana y una de las personas con mayor prestigio aduanero en nuestro país., y mi hermano Alejandro es el presidente.

El Port de Tarragona genera muchas expectativas y constituye uno de los motores principales de la economía de las comarcas de Tarragona. ¿Qué le hace falta para su gran y definitiva expansión?

Hay que decir que en los últimos años se ha hecho un buen trabajo en el Puerto; se ha seguido una línea muy positiva. Sin embargo la gran asignatura pendiente continúa siendo las infraestructuras. Por un lado la conexión ferroviaria con Europa, y, por otro, la autovía A-27 hacia Montblanc. Falta la intermodalidad de la que tanto se habla: tenemos que dar salida y entrada fluida a las mercancías. Si tenemos, como es el caso, uno de los polígonos petroquímicos más importantes del continente hay que darle salida ferroviaria hacia Europa: esto es fundamental. Hace años que se habla de estos dos déficits de conectabilidad, y todavía seguimos hablando…

Sin embargo el Port sigue creciendo y parece que hay expectativas positivas para este año…

Es que hay buenos tráficos en carbón, química, cereales; se está finalizando la gran terminal de contenedores. Y todo apunta que tendremos un 2012 positivo. En el marco de la crisis, cuando se ven las grandes cifras, no se nota un desfallecimiento. Sin embargo, también hay que reconocer que algunos tráficos han tenido menos movimiento.

¿Qué ventajas ofrece el Port de Tarragona respecto a los de su entorno más próximo?

Es un puerto muy ágil. Todo es más cercano y rápido a la hora de las tramitaciones y procedimientos.


Perfil

Edad: 51 años
Profesión: aunque estudié Medicina, soy agente de aduanas y empresario
Aficiones: la música
Rasgos principales de su carácter: perseverante, tranquilo, reflexivo




Logo Empresa al dia Edita: Comunicación Externa S.L. - info@empresaaldia.org
Fotografia: Xavi Jurio - Arxiu ED
Aviso Legal  Política de Privacidad  Política de Cookies